• Cañaillas, como prepararlas

    Posted on 9 febrero, 2013 by MªJesús in Aperitivos, Blog, Cocina, Pescado y Marisco, Recetas Saladas, Técnicas de cocina.

     

    La cañaílla es un tipo de caracol de mar vive en zonas de aguas templadas del Mediterráneo,  una de las zonas donde mas arraigo hay es en la zona de San Fernando de Cádiz. Estos moluscos suelen medir entre 3 y 8 cm, poseen una concha con dos partes bien diferenciadas, la parte ancha, con espinas y el canal sifonal, largo y recto. Viven en los fondos arenosos, no suelen habitar a más de 100metros de profundidad y suelen estar posadas sobre las rocas.

    Se suelen tomar como tapa o aperitivo y la forma mas sencilla es hervidas.

    COCCIÓN DE LAS CAÑAILLASCañaillas
    La forma en la cual cocemos el marisco es muy importante por que de ello depende que nos quede prieto y terso a la hora de comerlo.
    Ponemos a hervir abundante agua en una olla no debemos poner sal en el agua.
    Lavamos las cañaíllas, poniéndolas primero en un recipiente con abundante agua fría, las introducimos y las dejamos al menos una hora, con esto normalmente conseguimos que expulsen la tierra que tienen.
    Luego las lavamos muy bien poniéndolas debajo del grifo y chocándolas entre ellas en nuestras manos.
    Cuando el agua este hirviendo muy fuerte ponemos las cañaíllas, el tiempo de cocción depende del tamaño de las mismas,
    Las pequeñitas las ponemos a hervir 10 minutos, las grandes las ponemos a hervir 20 minutos.
    A parte tendremos un recipiente grande con abundante agua fría y en el que ponemos bastantes cubitos de hielo. Aquí es donde le pondremos la sal normalmente se pone medio kilo de sal por cada kilo de cañaíllas.
    Calcularemos la proporción de sal que necesitamos dependiendo de la cantidad de cañaíllas que tengamos para cocinar.
    Una vez cocidas las escurrimos y las pasamos al recipiente que contiene el agua con el hielo y la sal, las dejamos unos 10 minutos y las removemos con las manos con esto conseguiremos que se vallan impregnando de sal por todas las partes por igual, este tipo de cocción consigue que nos quede terso y prieto al comerlo.
    Con esto conseguimos que se corte el hervor y que se contraiga el caracol dentro y nos facilite su extracción.
    Para poderlas comer tenemos que retirar el opérculo, una pequeña protección que tienen y normalmente usar un palillo o pincho para poder extraerlo.

    Las podemos servir acompañadas de unos trozos de limón para extraer su zumo y ponerle unas gotas por encima y de beber lo ideal seria una cerveza bien fría o un buen Jerez.
    Espero que disfrutéis probando cosas nuevas y descubrir el placer de nuevos sabores.

    Post Tagged with , ,

Deja un comentario