• Carrot Cake o Pastel de Zanahorias

    Posted on 18 febrero, 2013 by MªJesús in Bizcochos, Blog, Cocina, Recetas, Tartas.

     

    El carrot cake es un pastel rico y húmedo, contiene  nueces y zanahorias ralladas, tiene  un gran sabor, especialmente cuando se recubre del Frosting  de queso, no se suele apreciar el sabor de la zanahoria y aunque nos parezca extraño, era muy común usar zanahorias para pastelería en la Edad Media, porque  los edulcorantes eran muy caros o difíciles de encontrar. Se utilizaba la zanahoria por su gran contenido de azúcar.
    Con este pastel yo me reservo el decir que ingredientes lleva, hasta el momento en que veo que mis comensales lo han probado, suele ocurrir a veces, demasiadas para mi gusto, que solemos prejuzgar algo sin probarlo, solo por lo que lleve, sin intentar dar una oportunidad a nuestro paladar.
    Esta receta la he sacado de un libro maravilloso de Williams Sonoma, que lleva por titulo, Mastering Cakes

    INGREDIENTESP1070541

    125 grs de nueces tostadas
    250 grs de zanahorias ralladas finamente
    315 grs de harina
    125 grs de piña escurrida
    4 huevos
    300 grs de azúcar
    250 ml de aceite de girasol
    una cucharadita de esencia de vainilla
    media cucharadita de sal
    una cucharadita de canela
    cucharadita y media de bicarbonato sódico

    MODO PREPARACIÓN

    Las nueces las pasamos un poco por la sartén, las movemos con cuidado con la cuchara de madera para que no se nos pegue, con  esto conseguimos que suelten los aromas y queden mas sabrosas.
    Las dejamos enfriar, tamizamos la harina junto con el bicarbonato, la sal y la canela. Mientras rallamos las zanahorias muy finitas, en un bol mezclamos la harina, el bicarbonato, la sal, la canela y la levadura y lo reservamos.
    Batimos los huevos junto con  el azúcar, tenemos  que conseguir que doble el volumen, esto se consigue batiendo con las varillas hasta que están muy cremosos y vemos como su volumen aumenta.
    Añadimos el extracto de vainilla, el aceite y lo mezclamos bien.
    Ponemos la harina que hemos tamizado antes y se la añadimos poco a poco, sin dejar de batir hasta que vemos que ha desaparecido. No tenemos que batir demasiado esta masa, por que si no pasamos podemos conseguir que se nos ponga correosa la masa.
    Añadimos la zanahoria rallada, las nueces troceadas, la piña picadita, intentaremos repartir bien por la masa
    Horneamos 50 minutos, con el horno a 180 grados.
    Una vez hecho, lo retiramos del horno y lo dejamos reposar.
    Podemos comerlo tal y como lo hemos sacado del horno, así sin más.
    Otra opción es partir por la mitad y rellenar de Frosting de queso.
    Y la que mas me gusta es, rellenarlo y poner por encima una fina capa de Frosting por arriba.
    Espero que os entre ganas de probarlo, si sois pocos en casa, no os preocupéis este pastel dura mucho debido a su jugosidad, de todas formas si queréis, dividís la masa en dos y solo utilizas la mitad de los ingredientes, en este caso es mejor hacerlo en un molde alargado de plum cake.

Deja un comentario