• CREMA DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS

    Posted on 16 mayo, 2013 by MªJesús in Blog, Cocina, Platos de cuchara, Recetas, Recetas Saladas.

    Hay infinidad de razones para deleitarse en la mesa con esta sabrosa hortaliza, se pueden comer hasta que nos hartemos, por que no engordan ni un gramo.
    Su bajo aporte de calorías, solo 25 por cada 100 gramos, los hace atractivos para los que desean mantener el tipo.
    Pertenecen a una familia mediterránea muy sana, las liliáceas . A España los trajeron los romanos, pero ya habían disfrutado de ellos los egipcios y los griegos, que se los ofrecían a sus Dioses.
    Este humilde vegetal crece a orillas de las carreteras y caminos, llego incluso a presidir las mesas de la burguesía del siglo XVIII. Pero solo consumían la variedad verde, los blancos llegaron a la cocina en el siglo XIX.
    Hay tres clases básicas de espárragos, los blancos, los violetas  y los verdes. Sea cual sea el color debes de comprarlos siempre enteros, derechos y con las yemas bien apretadas.
    De marzo a mayo encontraremos en el mercado los mejores espárragos, pero los trigueros se dan en temporada desde septiembre.
    Esta crema me ha apetecido hacerla, por que no quiero prepararlos siempre de la misma forma y resulta agradable.

    INGREDIENTESCrema de espárragos

    2 patatas
    un manojo de espárragos
    2 cebollas
    80 grs de mantequilla
    100 vino blanco
    80 ml de nata liquida
    1 litro de caldo de pollo
    sal
    tomillo fresco
    picatostes o pan frito
    queso de cabra en rulo

    MODO DE PREPARACIÓN

    En una cazuela o sartén poner la mantequilla a fuego medio, cuando este derretida añadir la cebolla cortada a cuadritos pequeños, la doramos a fuego suave, añadimos las patatas peladas y cortadas a cubitos, los espárragos troceados y le ponemos un poco de sal y rehogamos, añadimos el caldo de pollo y cocemos durante unos 20 minutos.
    Añadimos el vino blanco y dejamos cocer otros 10 minutos, quitamos la cazuela del fuego y trituramos con la batidora sin que queden grumos.
    Ponemos de nuevo al fuego y añadimos la nata, dejamos de nuevo otros 5 minutos.
    Se puede servir así directamente o si lo deseamos freímos un poco de pan, para hacer unos picatostes o una rebanada de pan frito,
    Depende de lo que mas te guste, puedes servir acompañado de un poco de queso desmenuzado sobre la rebanada de pan, o los picatostes y encima desmenuzado el queso, si tienes un poco de tomillo fresco le pones una ramita encima, además de que da aroma, la vista del plato es muy bonita.

    Post Tagged with ,

Deja un comentario