• Gallina o pollo en pepitoria

    Posted on 22 marzo, 2013 by MªJesús in Blog, Carnes, Cocina, Recetas.

     

    La pepitoria es una forma española de cocinar diferentes platos de carne, normalmente de gallina o pollo, al caldo que se obtiene de su cocción para espesarlo se le añade una picada con almendras y yemas de huevo cocido.
    En cuanto al origen del plato, no se ponen de acuerdo, cosa muy normal en muchos platos, según donde unos dicen que este tipo de preparación procede de la cocina árabe y otros que este plato procede de Francia por que allí se prepara una receta, El pequeño Ganso, que se preparaba en pepitoria.
    De todas formas en lo que si que coinciden casi todos es que este tipo de plato se popularizo en el siglo XIX, debido a que la reina Isabel II de España, era una gran entusiasta de esta forma de preparación.
    Antes los pollos o gallinas eran casi todos de corral, corrían en libertad y su alimentación no eran con piensos, todo esto a la hora de cocinarlos, se apreciaba en su sabor que era una autentica delicia.
    Ahora nos tenemos que conformar la mayoría de los mortales con lo que encontramos en los supermercados, pero la verdad es que aunque el pollo no sabe a nada en concreto, con este tipo de preparación resulta exquisito

    INGREDIENTES

    Una gallina o un pollo
    100 grs de tacos de jamóngallina o pollo en pepitoria
    un vaso de vino blanco
    80 grs. de manteca de cerdo o aceite si no la tenemos
    15 almendras tostadas
    2 huevos duros
    dos vasos de caldo
    una cebolla
    un diente de ajo
    unas hojas de laurel
    sal
    pimienta
    nuez moscada
    azafrán o en su defecto colorante

    MODO DE PREPARACIÓN

    Limpiamos y troceamos la gallina o el pollo, lo partimos en pedazos regulares y no pequeños, sazonamos con sal y pimienta.
    En una olla con la manteca de cerdo o el aceite rehogamos la gallina o el pollo junto con los tacos de jamón, la cebolla cortada en láminas y el ajo picado, añadimos la hoja de laurel y vamos removiendo para que no se nos queme.
    Le ponemos el vaso de  vino y los dos vasos de caldo. Sazonamos con la sal la pimienta la nuez moscada y le añadimos el azafrán o colorante.
    Dejamos cocer hasta que el pollo este tierno, se aprecia que la salsa se va espesando al ir evaporando el caldo, en poco mas de media hora suele estar tierno el pollo.
    En el mortero ponemos las almendras y las yemas de huevo cocido, lo machacamos y veras como necesitas un poco de agua en el mortero, porque se nos hace una pasta muy espesa. Recogemos con una espátula lo del mortero y lo añadimos a la cazuela, removemos un poco y dejamos cocer unos cinco minutos
    Este tipo de preparaciones dicen que suelen estar mejor de un día para otro, pero nosotros y nuestros amigos no nos pudimos resistir  y sin necesidad de ese reposo, nos supo a gloria, eso si pan necesitareis mas del necesario, porque lo que realmente esta exquisito es la salsa.
    Esta receta se puede congelar, pero aunque hice el doble de cantidad, no dio ocasión de poder pasar por el congelador, quizás la próxima vez…

    Post Tagged with , , , ,

Deja un comentario