• Mousse de chocolate

    Posted on 25 marzo, 2013 by MªJesús in Blog, Cocina, Postres, Recetas.

     

    La Mousse de chocolate es un clásico, suele  desatar pasiones, encuentras  que unos dicen que la mousse debe ser etérea, que casi cuando la cuchara llega a la boca este desapareciendo, otros son mas partidarios de que tenga consistencia y sea espesa, lo que todos tienen claro es que esta receta esta repleta de calorías, por muy etérea que quieran que sea.
    Si no lleva huevos, está más rica si la dejas reposar toda una noche.
    Una mousse de chocolate no debe conservarse más de 24 horas en la nevera si contiene huevos.
    La mousse puede hacerse de muchos tipos, de chocolate blanco, con mezcla de café, incorporando frutos secos.
    Mousse de fresas o también con frambuesas u otro tipo de frutas, es decir la mousse, puede ser como veis de muchas variedades.
    Aunque la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a las clásicas  de  chocolate.
    Si mezclas dos clases de chocolate, uno amargo con un 70 por cien de cacao y otro de repostería que suelen tener alrededor del 50 por cien, el sabor sale mas equilibrado, así no sale demasiado amargo, como seria el caso si utilizamos un chocolate con un alto porcentaje de cacao y a su vez no necesitamos tener que poner tanta azúcar.
    Utilizando mantequilla de buena calidad, pues el sabor contribuye al éxito de la mousse.
    Vierte la mousse en un recipiente bonito o copa, porque no se puede trasladar una vez que este hecha.

    INGREDIENTESMousse de chocolate

    6 huevos
    75 grs de chocolate de cobertura
    50 grs de mantequilla
    25 mas 25 grs de azúcar

    MODO DE PREPARACIÓN

    Tienes que separar las claras de la yemas, siempre tenemos que tener mucho cuidado al hacerlo, porque si nos cae un poco de yema en el recipiente de las claras, nos será muy difícil a la hora de montarlas.
    Ponemos las yemas en la batidora y siempre utilizando las varillas, le añadimos 25 grs de azúcar y lo blanqueamos, es decir batimos un rato hasta que la mezcla del azúcar con las  yemas se va volviendo de color claro, por eso se dice blanquear y a su vez va cogiendo volumen, lo que nos ayudara a la hora de que se convierta en esponjosa cualquier preparación.
    Fundimos el chocolate al baño María y le añadimos la mantequilla, lo movemos hasta que la mantequilla desaparezca, como si el chocolate se la hubiera comido.
    Montamos las claras a punto de nieve y cuando las veas que están casi montadas se les añade en forma de lluvia el azúcar y terminamos de montarlas.
    A las yemas, utilizando las varillas, le vamos mezclando con movimientos envolventes la unión del chocolate con la mantequilla, así siempre seguimos aportándole aire.
    Las claras que tenemos montadas se las incorporamos a esta mezcla en tres veces, así conseguimos una unión perfecta y seguimos introduciendo  aire para conseguir esa ligereza de la mousse.
    Ponemos en copas y la dejamos en la nevera, con dos horas son suficientes para poder degustarla y disfrutar de ella.

    Post Tagged with , , ,

Deja un comentario